Hay algo indescriptible en los boleros Héctor… Es como una mística extraña que nos envuelve en cada melodía, verso tras verso, compás tras compás… Su voz y su forma de interpretar le dan un toque único, le imprimen las pausas necesarias, los acentos indicados. Por su experiencia salsera, en ocasiones cuentan con pregones, no de alta velocidad eso sí, pero que le añaden todo el sabor. La mayoría de los interpretados por Lavoe son originales de Felipe Pirela, un maestro de verdad, de ahí que Héctor haya dedicado un álbum completo en su honor. ¿A qué amante de la los ritmos latinos no se le ha activado el corazón con Taxi, Un Amor de Calle, o De Ti Depende? Yo, personalmente, no me canso de escucharlos, siempre me caen bien, los recibo entusiasmada. Son excelentes, aunque peligrosos compañeros, en momentos de tristeza, pero su hermosura y contenido musical eleva el espíritu. Eso precisamente son los Boleros de Héctor: letras bonitas y sabroso sentimiento. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Existen orquestas con sello propio, musicalmente inconfundibles, aquellas de quienes reconocemos las canciones sin vacilar: tal es el caso de la Orquesta Narváez. Reconocidos artistas acá en Colombia, estos puertorriqueños ponen a vibrar a los salseros de Medellín de una forma especial. Han estado en la ciudad dos veces consecutivas en el concierto que año tras año organiza Latina Stéreo para los adictos a la Salsa Clásica, y en ambas ocasiones han tumbado al escenario y a las tribunas con su música. Sus melodías se distinguen por cierto carácter psicodélico, por el uso enfático del Trombón, acompañado de la tradicional percusión salsera y una voz aguda de su principal vocalista, con pregones que causan recordación. A ellos les debemos canciones como “Reencarnación”, “Sabiduría” y “Obra del tiempo”, todas muy sonadas en los bares de Medellín, por lo que en los conciertos las personas tararean hasta su más mínimo detalle. Yo disfruto profundamente de su calidad musical, la cual reafirmo cada que los escucho en vivo y se oye tan nítido y perfecto como en la grabación. Afortunadamente todavía contamos con leyendas vivas de su talla, aún disfrutamos de su potencia y su linda fuerza salsera. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Medellín es una ciudad que ha aportado mucho a la Salsa. Fruko y sus Tesos, La Sonora Carruseles, y más adelante Siguarajazz, Son de la Esquina, Sonora 8, entre otras orquestas que se han dedicado a preservar la tradición musical que trae la Salsa. Ha habido históricos bares de este género, como la Rumbantana, La Fuerza, La Ponce y El Bururú Barará, algunos de los cuales aún persisten. Y pasa algo curioso, y es que en esta ciudad la Salsa es asociada a varias cosas: 

  • Por un lado, es asociada a personas de edad, pues recoge los sonidos que datan de finales de 1800, y otros de mediados de 1900, por lo que es escuchada por personas conocedoras, melómanos o coleccionistas musicales que saben de música de calidad.
  • También es asociada con los que solemos llamar “neas” en Medellín, pues es un ritmo apropiado por las clases populares, las mismas de donde ha nacido y se ha construido históricamente. Esas clases en Medellín han sufrido la exclusión social de un sistema que ha traído desempleo y falta de oportunidades para acceder a la educación, por lo que se han acercado a “la cultura del dinero fácil”, muy posicionada en los ochenta, época de auge del narcotráfico y el sicariato. En dicha época la Salsa también estaba en auge y era posible pagar conciertos de grandes salseros con dineros de aquellos fondos, gracias a lo cual los jóvenes de clases populares del momento la escuchaban mucho. Sucedía algo parecido en otros países de Latinoamérica como Puerto Rico y Panamá, de ahí que muchas canciones toquen temas de bandolerismo o mafias.
  • Y por último, es asociada hoy en día, paradójicamente, a nuevas generaciones, aquellas que hemos revivido a este ritmo poniéndolo en nuestro repertorio y visitando los lugares donde suena buena Salsa.

Todo esto demuestra que la Salsa es histórica fuerza viva, perdurable por generaciones y pese a cualquier distinción social. Es hermoso saberse salsera y ver cómo las letras siguen vigentes, enseñándonos y poniéndonos a gozar así pasen años y años. ¡Larga vida a la Salsa! También a todas y todos quienes la han hecho posible en Medellín y en el mundo; y esperemos que de ahora en adelante sea un ritmo testigo de nuevos y mejores rumbos para nuestros jóvenes. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Hace muchos años me encontraba de paseo en un municipio de Córdoba, un territorio caluroso llamado Planeta Rica, en límites con el departamento de Antioquia. En ese viaje me acerqué mucho a la Salsa, conocí muchas canciones hermosas y nunca me volví a separar de ella. Particularmente, hubo dos canciones que se convirtieron en el himno del viaje: “Caridad” y “Gracia Divina”, ambas de Larry Harlow. Desde allí supe que existía un salsero con un nombre algo extraño para mí y a quien hasta el momento desconocía, pero más adelante llegué a comprender su fuerza artística y musical. Nació en Brooklyn, Nueva York, con padres músicos y ascendencia judía, de ahí su apodo de ‘El judío maravilloso’. Se trata de un artista integral, muy interesante: creador, compositor, director e intérprete, a quien se le atribuye la creación de la primera ópera de música latina, específicamente de Salsa, asequible para la clase popular. Se dedica principalmente al piano, aunque es multiinstrumental, y se ha caracterizado por la fusión de jazz con son cubano. Lo más maravilloso de todo esto es que mañana nos deleitará con su presencia en Medellín, y yo bailaré y gritaré como una loca ¡Cari - cari - caridad! -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Hay canciones que son como obras de arte. Hermosas narraciones que dan cuenta de tradición, historia, cultura y legado; dan cuenta del cultivo social de naciones y pueblos. Es el caso de “Son para un sonero” de la Orquesta Son 14, de Cuba. Se trata de una alabanza a los trabajadores, a los campesinos cubanos, o como mejor se llaman, a los guajiros y guajiras que llenan esa linda patria de empuje y amor. Es un himno a los orígenes del Son, no sólo porque la canción menciona a varios maestros de la música, a soneros de antaño, y es dedicada a ellos, sino porque ubica dentro de las labores y costumbres cubanas al eje del cual surge el Son. Su versión original comienza con un homenaje que dice bellamente: “Este número queremos dedicarlo a los que han sido y serán los grandes del Son: Tito Gómez, Miguelito Cuní, Félix Chapotín, Arsenio Rodríguez, Roberto Faz, y Benny Moré. Ellos con su trabajo han hecho posible la realización de esta modesta obra. Para ellos: Son para un sonero”. Se sigue una linda melodía que nos adentra en el sentimiento de esas tierras, para luego mezclar esa armonía con el sabor infaltable de los pregones del Son. ¡Qué maneras tan curiosas de hacer historia y música! Qué bonitas maneras. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Hay lugares para bailar que tienen algo absolutamente particular: unen personas. Unen personas con distinto color de piel o nacionalidad, con diversas creencias religiosas, con diferente orientación sexual o posición política, y sobretodo, de diferentes clases sociales. No importa de dónde vengas, cuánto dinero tengas en el bolsillo, o a qué te dediques durante el día: todos sonreímos igual cuando disfrutamos de la alegría que produce el baile, todas damos vueltas sin pensar en nada más, pues en el baile no hay distinciones, en el baile somos todos iguales. Los lugares donde puedo encontrar eso, son los lugares que recomiendo, los que nos recuerdan nuestra humanidad y nos ayudan a expresarla armónicamente con la música. Siempre busquen esos lugares, porque generalmente se encontrarán a ustedes mismos, a su humildad y a su felicidad. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

A raíz de los diversos instrumentos que la componen, la Salsa suele tocarse a base de orquestas o bandas numerosas. Varias de ellas están compuestas por familiares, gracias a la cultura latina cimentada en familias cohesionadas, con muchos hijos, tíos y nietos. Así precisamente nacen los Hermanos Lebrón, una de las orquestas salseras más reconocidas. Su origen puertorriqueño y su residencia en Nueva York, causan una clásica y hermosa mezcla expresada en su original forma de hacer Salsa. Canciones como “Que pena”, “Agonía” y “Diez lágrimas”, nos han puesto a cantar y a gozar por décadas. Y algo muy particular, es que algunos de los miembros de este grupo se encuentran radicados en la ciudad de Cali, Colombia, donde también tienen bares y demás. Mucho han aportado a la Salsa, y que maravilla tenerlos tan cerca y compartiendo su música con los colombianos. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Colombia es un país inmensamente rico a nivel cultural. La diversidad geográfica brinda lo mejor de cada paisaje y lo vuelve música, cultura viva y perdurable de nuestro país. Tal es el caso de la costa atlántica, donde nace el Vallenato, un hermoso género musical propio de estas tierras. La Guajira y César son su madre, y los ríos, mares y mujeres, su principal inspiración. Desconozco la fecha exacta de sus orígenes, pues entiendo que inicia con guitarra y canto, y más adelante se incluye el acordeón gracias a migrantes alemanes que traen este instrumento a Colombia. Me encantan aquellos vallenatos de antaño, de hermosas melodías de guitarra acompañadas por cautivadoras voces costeñas. De ahí surgen los clásicos inolvidables de Rafael Escalona y Alejo Durán, dos excelentes intérpretes y compositores vallenatos que honraron a Colombia, maestros de verdad. “Alicia Dorada”, “Fidelina”... Suspiro al escucharlas… Es un ritmo cargado de mística; mística que nos puede explicar un poco la canción “La Hamaca Grande” y la película “Los viajes del viento”, recomendadas para acercarnos a la grandeza y majestuosidad de este ritmo. Y nada más y nada menos, es declarado Patrimonio Inmaterial de la Nación y de la Humanidad. ¡Todo un honor! -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Se viene una fiesta salsera sinigual para Medellín: Las Leyendas Vivas de la Salsa III. Es un concierto organizado por Latina Stéreo en el cual se presentan artistas internacionales de la más alta talla musical, salseros de verdad, de los clásicos, de los de siempre y que no pasan de moda; de ahí su nombre. Siempre que voy me emborracho, es inevitable, soy la mujer más feliz del mundo y me tomo tantos tragos como amerite la canción. Ver a tan excelentes artistas en vivo es un honor, y los salseros paisas lo entienden a la perfección, pues nadie se pierde el concierto. Todos pensamos que quizás puede ser la última oportunidad para verlos en vivo. Se vive un ambiente espectacular, y los asistentes cantamos hasta el mínimo detalle de cada una de las canciones, pues al fin y al cabo, son las que hemos escuchado toda la vida. Es interesante que su precio sea económico, conservando el carácter popular de la Salsa, y siendo asequible para la mayoría. Este año se realizará el 22 de abril, y gozaremos gracias a la presencia de músicos tan importantes como Larry Harlow, Andy Harlow y la Orquesta Narváez. ¡Imperdible! -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

La Salsa es una mezcla de ritmos africanos y caribeños, un hermoso mestizaje musical. Y, si bien se consolida principalmente en Puerto Rico, Cuba y Nueva York, nuestro país no se ha quedado atrás en hacer parte de la historia de la Salsa, dándole un toque particular influido por nuestras raíces en la Cumbia y el Currulao. En Colombia podemos hablar de músicos tan importantes como Joe Arroyo, Fruko y sus Tesos, y The Latin Brothers, artistas reconocidos que han puesto a bailar por décadas a los colombianos. También hablamos de la Sonora Carruseles, una agrupación de Medellín que desde los años 90’s nos ha traído tradición y Bogaloo, y el reconocido Grupo Niche del suroccidente del país, quienes cuentan con múltiples éxitos como “Una Aventura” o “Mi Buenaventura”. Hay otras agrupaciones más recientes, pero no por ello dejan de tocar Salsa de verdad: La 33 de Bogotá, Siguarajazz de Medellín, y Sonora 8, también de Medellín; éstas se han encargado de dejar en alto el nombre de la Salsa, y de hacer constar que es un ritmo que perdura en el tiempo. En fin, afortunados somos los colombianos al tener la oportunidad de sentir por todos los poros un ritmo musical tan legendario y rico culturalmente. Un ritmo que no pasa de moda gracias a los artistas de ayer y de hoy. Un ritmo para siempre. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Es curiosa la forma en cómo los artistas expresan sus sentimientos al hacer música o bailar. Algunos, principalmente los bailarines, han desarrollado técnicas faciales y corporales que dan cuenta de un relajamiento y una actitud agradable y dispuesta. Pero dentro de los músicos, y me referiré especialmente a los que hacen Salsa, suele haber gestos particulares e incluso graciosos mientras cantan o interpretan instrumentos. Esto los hace únicos, y es muestra del profesionalismo con el que desempeñan el arte. Se muestran concentrados y dejan salir lo mejor de su talento, sin necesidad de preocuparse por apariencias o imposiciones estéticas en el escenario. Tal es el caso de Héctor Lavoe, que entre verso y verso deja ver un estilo específico de interpretación, no sólo por su voz particular sino por su forma de mover sus manos y su boca, gestos que muestran elegancia y aspectos de calle y barrio propios de la Salsa. Pero el que más me llama la atención es sin duda Ray Barretto. Este conguero maravilloso toca sintiendo cada nota, proyectando todo lo que tiene, hace muecas todo el tiempo, mientras toca las congas con sus manos y codos. Saca la lengua, abre la boca, cierra los ojos… Y es uno de los mejores congueros de la historia de la Salsa. ¡Un salsero de verdad! -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Es una maravilla estar escuchando buena música y tener instrumentos para acompañarla. Se crea un ambiente de fiesta, muy fraternal, en el que amigos o incluso desconocidos que comparten la misma rumba, dialogan por medio de la música, por medio del hacer música. Claro, en ocasiones no sabemos tocarlos, pero aprender hace parte de la fiesta. Hoy estuvimos escuchando Salsa, y tocamos las maracas, las claves, la conga, la campana (el cencerro), el timbal y el güiro, enseñándonos entre todos cómo hacerlo. Es uno de los rituales de los salseros, llevar sus instrumentos a bares y discotecas e interpretar la música por medio de ellos. Lo que sucede es que la música se nos sale por los poros. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Existe una emisora única y sinigual en el mundo, se llama Latina Stéreo. Esa emisora es lo más paisa del mundo, recoge el acumulado cultural que ha dejado la Salsa en Medellín desde mediados del Siglo XX, épocas de la Sonora Matancera, y lo que vino después en los 80´s con el auge de este ritmo en los jóvenes de la ciudad. Se trata de una emisora de Salsa Clásica, Salsa pura de la de verdad. Las 24 horas suenan los más deliciosos Guaguancós, la sobrosura del Mambo y la hermosa tradición del Son. “Latina Stéreo… El Sonido de las Palmeras”, así nos saluda su slogan cada mañana, tarde y noche. Cuenta con programas que la hacen muy especial, como “Una hora con los solistas de la Sonora Matancera”, “Afronautas”, “Salsaludando”, este último durante el cual llaman los salseros paisas con los apodos más particulares a enviar un “salsaludo” y a pedir una canción, prendiendo la noche de los fines de semana. Me encanta “Sentimiento Latino”, un programa donde suenan los más profundos y delicados Boleros, hace ya varios años, en uno de esos momentos del programa, fui a dar con una de mis canciones favoritas: “Angélica”, un Bolero de Ismael Rivera. Y mi otro preferido es “Debate de Soneros”, un espacio de dos horas donde todos los viernes compiten dos salseros re tesos, y los oyentes eligen quién gana por medio de votos telefónicos. En fin, Latina Stéreo es legado, es historia, es tradición que no muere. Gracias a esta emisora, la Salsa Clásica sigue siendo una realidad para Medellín, para barrios populares, aficionados, y adictos a la Salsa de verdad, verdad. En Manrique, Aranjuez, Robledo y Floresta, sólo Latina Stéreo… El Sonido de las Palmeras. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Lo que pasa con el Reggaetón (o Reguetón) en Medellín es algo de locos. Llegó a la ciudad hace aproximadamente 15 años, y llegó para quedarse. Tanto es así, que se ha dicho que Medellín es una de las capitales mundiales de este ritmo, incluso varios cantantes, DJ´s o exponentes del mismo se han radicado aquí, construyendo carrera y familia en esta ciudad. Sus inicios, en Puerto Rico, tienen raíces caribeñas como la Salsa, teniendo alguna influencia en sus letras y melodías. Muchos recordamos los primeros sonidos como “Métele sazón” de Tego Calderón, o las diversas canciones imponentes de Ivy Queen, que en mis épocas bailábamos en fiestas de garaje con nuestros amiguitos, o en minitecas de la ciudad. Actualmente, contamos con cantantes paisas tan importantes a nivel mundial como J Balvin o Maluma, ratificando el posicionamiento del reggaetón en los paisas. Se trata de un ritmo que suena sin falta en bares y discotecas cross over de muchas ciudades de Colombia y del mundo, y siempre prende la rumba. Muchos lo critican, incluyéndome, por sus letras con contenido ofensivo para las mujeres, y algunos dicen que “eso no es música”. Aún con esto, su acogida es innegable y no viene mal un meneíto de vez en cuando… -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Reflexionaba con mi hermana sobre la carga con la que llegan algunas personas que por primera vez van a ingresar a clases de baile. A veces no comprendemos por qué ciertas actitudes tímidas al llegar, casi de temor. Y ella me comentaba que para aquéllas personas que llamamos “novatas” en el baile, existen barreras con las que llegan su primer día. Hablábamos de 3. La primera barrera es la que sientes aquellos que por mucho tiempo han querido hacerlo y no se han atrevido; es como un salto en su vida, un paso importante que por fin deciden tomar y se asustan porque nunca lo han hecho. La segunda es la edad, pues en ocasiones las clases cuentan con mayor presencia de jóvenes, y para quienes han pasado cierta edad, puede resultar incómodo. Por último, la tecnología, de la cual hoy en día se valen la mayoría de procesos administrativos. Caer en la cuenta de esto me permitió entender un poco más la dinámica del trato con los clientes. Entender sus miedos y lo que puede significar para ellos aprender a bailar, aporta a la comprensión de las preocupaciones y retos humanos con los que vivimos cotidianamente. Lo bueno del asunto es que el baile es una actividad absolutamente sanadora y liberadora. El baile llena de vida, nos hace transmitir amor y nos carga de energía, de felicidad. Afortunadamente, aquellos que llegan con barreras, poco a poco o fácilmente las superan. Pronto los vemos sonriendo por cada uno de los poros del cuerpo, el miedo queda atrás y lo que viene es pura y simple ALEGRÍA. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Hay una canción que me encanta, la podría escuchar mil veces al día. Sobre todo me encanta el video, que es simplemente un concierto y una grabación en vivo de la canción. Se llama “Después de todo” de Los Van Van de Cuba, un grupo de artistas musicales de la más grande talla, que ha tenido bastante acogida en Colombia, principalmente en la ciudad de Cali. La canción empieza muy romántica, con melodías principalmente lentas; más adelante se nutre de varios coros y diversos pregones que la llenan de sabor y nos ponen a todos a gozar. Y digo que me encanta ver el video, sobretodo, porque la cantante transmite de una forma magnífica la letra que interpreta, tanto que en un momento de la canción llora sin poderlo evitar y nos traslada todo ese sentimiento que canta. Es hermoso. Pero ojo, no recomiendo escucharla despechadas, mucho menos tantas veces al día. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Estuvimos en el Carnaval del Diablo, en Riosucio-Caldas. ¡Que maravilla! Todo un despliegue musical y cultural; las multitudes asistentes bailan y cantan sin parar tras la escultura del diablo del año, realizada por un artista del municipio. Mientras tanto, las bandas musicales y los variados artistas realizan su show en las tarimas de los dos parques principales. Bailarines, comparsas y los tradicionales Matachines, dignos representantes de la región. Se trata del segundo carnaval más importante de Colombia, y con toda razón, pues es la riqueza cultural, conservada por generaciones, la que hace perdurar la alegría cada dos años, principalmente por medio de “Las cuadrillas”, familias engalanadas con hermosos atuendos trabajados por los dos años que hay entre carnaval y carnaval. Es de resaltar que es un municipio habitado en su mayoría y gobernado en la actualidad por indígenas, lo que sin duda le brinda carácter popular y fuerza cultural. Mis amigos y yo pasamos genial, bailamos y gozamos viendo desfilar a todos los diablos y diablas de todas las edades, siempre orgullosos de su carnaval. ¡Que viva el Carnaval de Riosucio! Patrimonio Oral, Cultural e Inmaterial de los colombianos. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Estuve en uno de los eventos salseros más bacanos de la ciudad, se trata del Medejazz, donde cada año nos deleitan trayendo a los mejores artistas de la Salsa y el Latin Jazz. Hace un año, fui a ver al Conjunto Clásico, uno de los grupos musicales de mayor trayectoria y reconocimiento en la escena salsera. Nos cantaron "Señora ley", "Los Rodríguez", y mi preferida: "Sin rumbo alguno", hermosas obras de la música afroantillana. Este año repetí con mi hermana, salsera de alma y corazón, la asistencia a uno de estos maravillosos conciertos. Bobby Valentín y su orquesta, y la Típica 73 con Adalberto Santiago, fueron los responsables de hacernos felices la noche del pasado fin de semana en el Festival Medellín de Jazz. Los primeros con "Amor a medio tiempo", "Huracán" y "Moreno soy", nos pusieron a cantar con todo el sentimiento. Mientras que los segundos, con la magnífica voz de Adalberto Santiago, nos recordaron por qué somos salseros, y nos pusieron a gozar sin parar. Afortunadamente, podemos seguir viendo a artistas de tanto renombre y con tanto sabor. ¡Larga Vida a los soneros! -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

En Cuba se toma ron tanto como se baila. Son una pareja que a veces pareciera indisoluble. Cuando estuve en esa isla hermosa, mis amigos, mi hermana y yo, nos la pasábamos conociendo y descubriendo lugares, personas y experiencias, por lo general con una botella de ron en la mano y siempre buscando la buena música para bailar y escuchar. Los cubanos suelen ser juiciosos y dedicarse a sus labores, pero siempre están alegres y bailando. Algunos toman ron y fuman tabaco, productos tradicionales del país que los visitantes siempre queremos explorar. Allí bailamos, gozamos, nos divertimos al máximo mientras nos acompañaban los tragos de ese delicioso licor. Pero principalmente, nos enamoramos de su gente, de su calidez y hospitalidad. Nos enamoramos de lo que nos hacían sentir cuando nos brindaban una sonrisa o un abrazo. Pero eso sí, no negaremos lo que sentimos cuando nos tomamos esos ricos mojitos que hacen en Viñales, y cuando probamos a Cuba en un soplo de tabaco. -Milena T.

Posted
AuthorBill Pryor

Ayer pasé una linda noche de luna llena. Estaba con una amiga que adoro con mi alma, con un amigo de hace muchos años y con mi compañero de amor y alegría. Nos tomamos algo en un parque de la ciudad, y como es de costumbre, seguimos en uno de los bares de Salsa que más nos gustan. Todos disfrutamos mucho de la música, la vivimos siempre, y compartirla nos hace muy felices. Cantamos varias canciones que nos encantan como “Trampolín” del Gran Combo de Puerto Rico, la cual a gritos y sonrisas disfruté con mi amiga. Bailamos y pasamos delicioso. La Salsa siempre nos pone a gozar, nos reúne y nos hace felices. -Milena T.

 

Posted
AuthorBill Pryor